Depúrate y baja una talla en siete días

Depúrate y baja una talla en siete días

Depúrate y baja una talla en siete días

Si haz llevado un mes de copiosas comidas y te sientes hinchada y necesitas reconducir tu alimentación, sigue esta dieta depurativa para recuperar el equilibrio de tu organismo. A continuación te contamos todos los detalles…

Cada mes de enero se convierte en el de los buenos propósitos y, él de las lamentaciones. Entre estas últimas no suele faltar la percepción de un aumento de peso, de un cierto hastío gastronómico y sobre todo de no sentirse muy en forma.

Para ser sinceras, después de los excesos quien más quien menos siente el deseo de volver a la regularidad y a una rutina alimentaria más sana. No se trata sólo de cuidar la línea, sino de que todo el cuerpo esté más equilibrado.

Para conseguirlo debemos «depurar» o «limpiar» nuestro organismo, de manera que, por unos pocos días, liberemos a los órganos principales de eliminación de su ardua tarea. Esas merecidas «vacaciones» nos reportarán grandes beneficios sobre la salud y además nos ayudará a adelgazar.

¿Por qué es necesario depurarse? El organismo posee sus propios métodos de depuración y mediante el hígado, el páncreas y el riñon se eliminan toxinas y sustancias nocivas. El problema es que en algunas épocas del año, como la navideña, esta capacidad de limpieza se lleva al límite y es necesario volver a poner orden en «nuestra casa».

Cualquier persona adulta puede sentirse mejor siguiendo durante una semana una dieta depurativa (si se desea prolongar más conviene consultar antes con el médico). Con ella se perderá peso suavemente y nuestro maltratado sistema digestivo volverá a su normalidad.

La dieta depurativa que proponemos se caracteriza por ser hipocalórica (1.200-1.300 kcal), aunque no muy restringida, ya que podría generar estrés metabólico, el peor enemigo a la hora de depurarse.

En ella deben prevalecer los alimentos frescos no sobrecargar al organismo de colorantes, aditivos y conservantes, y renunciar a los productos envasados, congelados y pre-cocinados durante esa semana.

Asimismo, la dieta ha de ser digestiva, por lo que se requieren cocciones al vapor, al horno, en wok, hervidas o a la plancha, renunciando a guisos, fritos y rebozados. Muchos beneficios.

Al finalizar esta dieta se puede comprobar la pérdida de peso y un mejor funcionamiento intestinal, circulatorio y metabólico, pero además nos sentiremos más ligeras y llenas de vitalidad.

Cómo aumentar su efectividad

Haz ejercicio suave a diario. Basta con pasear durante una hora. Reserva cada día un tiempo para ti.

Es importante que, junto a esta dieta, también estes en canal con un estado de ánimo positivo. Huye en esta semana de los ambientes cargados y, por supuesto, evita el tabaco y el alcohol.

Duerme al menos 7 horas, para que los órganos de depuración funcionen óptimamente y tu organismo recobre antes su equilibrio. Planifícate bien para evitar el estrés, ya que es una de las causas de los trastornos digestivos.

Qué comer cada día. Con la dieta depurativa tipo que te proponemos se puede perder peso poco a poco y a la vez fortalecer el sistema digestivo.

No obstante, los niños y adolescentes, las personas convalecientes, con alguna enfermedad metabólica y las embarazadas deben abstenerse de seguir una dieta depurativa

Desayuno
• Dos yogures desnatados o 200 ml de leche de soja
• 30-40 g de cereales integrales o pan integral (30-50 g).
• Un zumo de fruta natural o una pieza de fruta de temporada.

Tentempié
• Una manzana al horno, 3 nueces o una tostada integral con confitura sin azúcar añadido.
• Una infusión depurativa.

Comida
•Arroz integral (30-60 g) con verduras o pasta integral (30-60 g) o puré de legumbres hervidas.
•100 g de pescado blanco o un huevo duro o 100 g de seitán (de venta en tiendas de dietética).
•150-200 g de macedonia

Merienda
• Minibocadillo integral con queso fresco (30-40 g).

Cena
• Sopa de verduras o verdura hervida
• Queso fresco sin sal (70-100 g) o tofu (de venta en tiendas de dietética).
• Manzana al horno o en compota.

Qué debe tenerse en cuenta:
• A más edad, sobrepeso y sedentarismo, conviene tomar menos alimentos.
• Restringir el consumo de aceite: dos cucharadas al día y siempre en crudo.
• La sopa de la cena puede ser a base de calabacín y cebolla o zanahoria y cebolla

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s